Macri vs Cristina

Sarmiento escribió Civilización y Barbarie hace más de cien años, él habia entendido como funcionan los grupos humanos un siglo antes de que hablen en los medios Argentinos de “la grieta”, que no es más ni menos que eso, la división entre Civilización y Barbarie.
En la escuela nos enseñan que el hombre, nosotros, el homo sapiens sapiens, a diferencia de los animales, tiene uso de razón, siendo este el motivo de nuestra superioridad sobre el resto de las especies. Pero en la práctica, con los años, me parece que mejor sería decir que lo que nos diferencia de los animales es la capacidad de comunicarnos mediante el habla, o el ingenio para crear herramientas, porque el uso de la razón no es algo que pueda verse en el 100% de los humanos.
De hecho, en Historia, nos cuentan sobre varios lideres de la humanidad, que en su mayoría no fueron elegidos por la razón, democráticamente, sino que impusieron su voluntad de forma autoritaria, sea por la fuerza física o manipulación psicológica. Todos los imperios fueron logrados por la fuerza, todas las religiones fueron logradas por manipulación psicológica. Cuantos lideres recuerda haber estudiado en la secundaria, que hayan sido elegidos democráticamente y logrado cosas por consenso? Quizás ninguno. En el caso de los emperadores, o te sometias a ellos, o terminabas esclavo o muerto; en el caso de las religiones, o te sometias a ellas o terminabas en el infierno. La barbarie es la forma innata del hombre.
Pero de a poco en el mundo fueron surgiendo civilizaciones, es decir, grupos organizados por reglas de convivencia, creadas no para beneficio de un dictador, sino para la mayoría, usando la fuerza para imponer esas reglas y no para beneficio de una sola persona. Es muy fácil distiguir donde gobierna la barbarie y donde la civilización, basta con mirar las migraciones: en un pais donde la gente emigra, gobierna la barbarie, en un pais que recibe inmigrantes, gobierna la civilizacion. Por ejemplo, Cuba, miles de cubanos se van de la isla, y nadie va a la isla, a no ser los criminales amigos de Fidel (Quién esté pensando en Maradona, y diga que no es un criminal, pues bien, Maradona no califica como humano, es más bien un mono con capacidad increible para patear la pelota). Lo mismo ocurrió en Rusia, Alemania Oriental, y más recientemente en Venezuela. En Cambio USA, Canadá, Australia, y otros, reciben millones de inmigrantes, y su gente casi no se va, son buenos ejemplos de civilización. En estos paises la gente no se va, porque se vive mucho mejor que en los otros, por ese mismo motivo millones de personas de otros paises emigran alli. Queda bien claro que es mejor vivir en la Civilización que en la Barbarie.
Pero entonces, si es mejor vivir en la civilización, por qué hay gente viviendo en la barbarie? Por ignorancia, falta de cultura, por imposición física o psicológica, etc. O sea, quién prefiere la barbarie es un ignorante, un haragán o un criminal.
Y aquí llegamos a Argentina, donde la cantidad de ignorantes y/o haraganes es casi igual a la cantidad de pensantes y/o trabajadores. Es por ello que oscilamos entre civilización y barbarie. Nos cansamos de las “barbaridades” de un dictador y votamos un presidente “civilizado”. No queremos trabajar ni pagar tanto, volvemos a votar a un dictador que nos promete vivir sin trabajar.
En la actualidad, esa dicotomia esta representada por Macri y Cristina: Macri sería la civilización, es ingeniero, título difícil debido a las matemáticas avanzadas que incluye, siempre demostró que está abierto al consenso con los distintos sectores, pero le falta el carácter o la capacidad para lidiar con la barbarie, sean politicos/empresarios/religiosos corruptos o gente común ignorante/haragana; y por el otro lado tenemos a Cristina, una mujer tan bruta que no tuvo la capacidad para obtener el título de abogada, la carrera más fácil, que al mencionar la fórmula química del agua dijo H 2 Cero, y otras tantas animaladas que no vale la pena mencionar, dejó bien claro que la materia gris no es lo suyo, pero si tiene la capacidad del mafioso/patrón, o sea, dirigir a la barbarie por la fuerza o la manipulación, sin ningún escrupulo, da órdenes y los demás cumplen, sin cuestionar.
Mi abuelo solia decir: “Dime con quien andas y te diré quién eres.”. Cristina tenia como aliados a los mafiosos, narcos, terroristas, asesinos, la lacra del mundo: Chavez/Maduro, Fidel Castro, Putín, Evo Morales, Rafael Correa. Por el otro lado Macri tiene el apoyo de Donald Trump, y todos aquellos que condenan las dictaduras de Maduro y Fidel. Esto deja más claro aún quien es la civilización y quién la barbarie.
Sarmiento con sus cambios, logró que predomine la civilización, y en 20 años argentina fue potencia mundial. Perón con sus cambios logró todo lo contrario, que predomine la barbarie, y hoy somos el peor pais de latinoamerica después de Venezuela, solo no caemos más porque aún tenemos bastante gente pensante/trabajadora, cosa que de a poco va cambiando para peor. Los argentinos pensantes/trabajadores que tienen oportunidad de irse del pais se van a lugares donde valoran y recompensan su esfuerzo; y como inmigrantes tenemos a gente que en su mayoria viene a estudiar gratis o a vivir de planes.
Lo que escribí sobre Ingeniería y Abogacia lo viví en carne propia, la Universidad del estado en Argentina es gratis, como consecuencia, cualquiera se inscribe y comienza a cursar cualquier carrera. Cuando estudiaba Ingeniería tuve compañeros muy inteligentes, y otros que uno no sabe como aprobaron Jardín de Infantes. En esa carrera parafrasean lo que dijo San Martín diciendo: “serás lo que debas ser, o serás abogado”. Y dicho y hecho, 3 de esos compañeros sin muchas luces que digamos, hoy son abogados. También tuve compañeros Paraguayos y Peruanos, que si bien eran civilizados, no tenian intenciones de quedarse en el pais, sino estudiar gratis y volverse a ejercer a sus respectivos paises.
Necesitamos un nuevo Sarmiento, alguien que esté del lado de la civilización, pero con carácter y capacidad para dominar a la barbarie, alguien que favorezca la inmigración de “civilizados” y la emigración de “bárbaros”. Alguien que premie al que se esfuerza y que castigue al haragán o delincuente.

Esta entrada fue publicada en Argentina. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.